Los rostros de los presidentes: así llegaron, así se fueron

 

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

La Presidencia no acaricia. Representar y dirigir una nación no es un cargo sencillo. Tener la máxima responsabilidad de un país desgasta.

El presidente Enrique Peña Nieto lo dijo a un par de meses de dejar el cargo: ser Presidente no es fácil.

“Nadie dijo que ser presidente era una tarea fácil. Un país no se construye en 6 años. Me siento satisfecho de haber contribuido a que México siga hacia adelante”.

Todas las responsabilidades que implica y demanda ser Pesidente se reflejan en el estado físico de la persona, quien al momento de asumir el puesto muestra una imagen saludable, fuerte y de liderazgo, sin embargo, viven bajo presión y estrés continuo seis años.

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Quizás te pueda interesar