Así ‘desaparecieron’ 338 mdp del gobierno de Yunes, según el órgano fiscalizador

 

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

El Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz (Orfis) puso la lupa sobre el gobierno del panista Miguel Ángel Yunes Linares y descubrió irregularidades en 16 instituciones estatales, que representarían un daño al erario por 338 millones 274,311 pesos.

Recursos perdidos. El Orfis de Veracruz detectó varias irregularidades en el gasto de 2017.

Derivado de la revisión a la Cuenta Pública 2017, el organismo identificó probables daños en tres secretarías (Desarrollo Social, Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca, y Protección Civil), en 11 organismos públicos descentralizados (nueve universidades y tecnológicos, la Comisión del Agua y en Servicios de Salud), así como en dos fideicomisos.

Aquí detallamos algunas de las prácticas detectadas en la ‘desaparición’ de estos recursos.

¿Dónde quedaron las aportaciones?

El Orfis detectó la desaparición de 239 millones 520,940 pesos en la Universidad Popular Autónoma de Veracruz, luego de que el Patronato Alianza para el Fomento del Aprendizaje, AC, captó y administró la recaudación de aportaciones por diversos conceptos por ese monto. Los recursos fueron registrados como ingresos en su Estado de Resultados al cierre del ejercicio 2017, pero no existe evidencia de que Alianza para el Fomento del Aprendizaje, AC, reportara el destino en su informe, lo que constituye una omisión tanto para la universidad como a la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

Sin evidencias de los servicios o gastos

En este esquema, los involucrados no presentaron la información correspondiente de los servicios que pagaron. Por ejemplo, en el caso de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), se reportó un probable daño patrimonial por 4 millones 771,574 pesos, debido a que se pagó este monto a la empresa D&P México Servicios Digitales, SA de CV, por concepto de mantenimiento y conservación de los bienes informáticos de los programas sociales de Veracruz, pero no se proporcionó evidencia suficiente y competente de que los centros de datos, las plataformas, la seguridad, los servidores, las actualizaciones de software, el respaldo y las mesas de ayuda se hayan realizado.

En el caso de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpa), tampoco se presentó la documentación comprobatoria y justificativa de recursos dirigidos a la Unión Ganadera Regional de la Zona Central del Estado de Veracruz, beneficiaria de la dependencia. Esto supone un daño patrimonial por 500,000 pesos.

En la Universidad Tecnológica del Centro de Veracruz, se detectó que se realizó el pago de dos anticipos por concepto de asesoría para certificación educativa y observación de clases del personal docente por 971,594 pesos, sin que se mostrara evidencia referente a la recepción de los bienes y/o servicios, ni tampoco de la autorización para otorgar anticipos a los proveedores Repuntar, SA de CV, y CAPLOP, SA de CV.

Te puede interesar:

Otro ejemplo es el del Fideicomiso de Inversión y Administración denominado Fideicomiso Veracruzano de Fomento Agropecuario (Fiverap), en el que se detectaron salidas de recursos del Banco Interacciones, SA, de las cuales el fideicomiso no presentó la documentación comprobatoria y justificativa de que las transferencias se hayan realizado a cada uno de los programas, ejercicios fiscales, beneficiarios y montos. Este caso implica un daño por 38 millones 028,199 pesos.

Gastos por arriba de lo permitido

En la Secretaría de Protección Civil (SPC), se identificó un daño patrimonial por 227,283 pesos, derivado de remuneraciones por concepto de servicios personales, cuyos importes rebasaron los niveles establecidos para los puestos respectivos de acuerdo con los tabuladores autorizados por la Sefiplan. En este caso, al menos nueve empleados recibieron más dinero del autorizado.

Adjudicaciones directas

Otro de los mecanismos irregulares detectados por el Orfis fue la entrega de proyectos por adjudicación directa y sin evidencias. Por ejemplo, de la revisión a las adquisiciones de la Universidad Tecnológica del Sureste de Veracruz, se identificó un convenio para desarrollar el Sistema para la Unificación de la Mezcla de Turbosina Fósil y Bio-KPS, con la empresa Smart Embebed Aplicaciones, SA de CV, por un importe de 4 millones 136,578 pesos. Según el Orfis, de dicho contrato se derivaron contrataciones por adjudicación directa, con varios proveedores, por un importe total de 4 millones 033,163 pesos, sin que haya se presentado evidencia del dictamen de procedencia, fianza y entrega de los servicios.

Estas irregularidades se dan a conocer a menos de dos meses de que Yunes concluya su mandato, para entregar el Ejecutivo estatal al morenista Cuitláhuac García.

 Fuente 
Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Quizás te pueda interesar