Hijo del Ojos opera banda desde cárcel

 

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

A pesar de que Miguel Ángel Pérez Ramírez El Mickey —hijo del extinto líder del Cártel de Tláhuac— fue capturado el pasado 18 de mayo en Acapulco, acusado de homicidio, su grupo criminal sigue activo.

De acuerdo con fuentes del Gobierno de la Ciudad de México, la organización delictiva que se hace llamar Los Mikis está integrada por jóvenes armados de entre 18 y 25 años de Tláhuac, Iztapalapa y Xochimilco que se dedican al narcomenudeo de mariguana y cocaína.

El hijo de Felipe de Jesús Pérez Luna El Ojos, quien murió el 20 de julio en un operativo de la Marina, ingresó  el pasado 25 de mayo al Reclusorio Oriente, señalado de asesinar al comandante del Estado de México Felipe Carmona Dávila, el 24 de febrero de 2016, en Iztapalapa.

Fuentes del gobierno capitalino indican que Los Mikis, se exhiben armados en redes sociales y que algunos de ellos aparentan ser mototaxistas.

Investigaciones de las autoridades locales indican que  uno de sus principales puntos de expendio de droga es una fonda de comida colombiana en Avenida de las Torres y calle La Mora, en San Lorenzo Tezonco, Iztapalapa, donde los fines de semana aumentan sus actividades a la sombra del tianguis que se instala en la zona. 

Pérez Ramírez se encuentra en el área conocida como Diamante, del Reclusorio Oriente, destinada a los presos de alta peligrosidad. Hasta el momento no le ha sido dictada la sentencia.

Su hermano Felipe Pérez Ramírez Felipillo o El Pelón  es buscado por homicidio.

Desde el reclusorio oriente; El hijo de El Ojos lidera a Los Mikis

En el suroriente de la ciudad opera un grupo de narcomenudistas que se hacen llamar Los Mikis. Son jóvenes de entre 18 y 25 años, habitantes de las delegaciones Tláhuac, Iztapalapa y Xochimilco, que gustan de las armas, la música de banda y en su mayoría son creyentes de la Santa Muerte. Tienen otra cosa en común: son liderados por Miguel Ángel Pérez Ramírez, El Mickey, hijo de Felipe de Jesús Pérez Luna, El Ojos.

La banda ha cobrado relevancia a pesar de que El Mickey fue detenido el pasado 18 de mayo en Acapulco, Guerrero, y se encuentra en el Reclusorio Oriente, acusado del homicidio del comandante del Estado de México Felipe Carmona Dávila, ocurrido el 24 de febrero de 2016 en Iztapalapa.

Los Mikis han extendido su poder en diferentes colonias de Tláhuac, como Zapotitlán, Nopalera, Tlaltenco, San Juan Ixtayopan y Santa Catarina, aunque su dominio está en las colonias López Portillo y Puente Blanco, en Iztapalapa, de acuerdo con fuentes del gobierno de la Ciudad de México.

Algunos disfrazan su actividad de dealers aparentando que sólo son conductores de mototaxis, transporte que en realidad ocupan para mover mariguana y cocaína.

De acuerdo con la información a la que Excélsior tuvo acceso, uno de sus principales puntos de expendio de estupefacientes es una fonda de comida colombiana ubicada en la Avenida de las Torres y la calle La Mora, en San Lorenzo Tezonco.

A escasos metros se ubica el sector Tezonco de la SSP y pese a ello las actividades delictivas se realizan a cualquier hora del día.

Vecinos refieren que hasta este sitio llegan automóviles y camionetas de lujo con vidrios polarizados de donde descienden hombres que portan armas largas.

Otro punto detectado de operaciones de Los Mikis fue en el negocio denominado Micheladas Karrilocas ubicado en Avenida Canal de Garay, Manzana 15 lote 1, esquina calle 18, en la colonia López Portillo.

Este lugar que anteriormente se llamaba MK Club, cuyo dueño es El Mickey, fue suspendido el sábado pasado durante el Operativo Ciclón, puesto en marcha por el Gobierno de la Ciudad de México.

También el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) revisó los restaurantes bar La Carreta del Pacífico, administrado por la sobrina del delegado de Tláhuac, Rigoberto Salgado; Pinocho’s in the House; El Sabor del Chango; La Tentación; la Michelería La Chida de Tláhuac y el depósito de cervezas de nombre Aztecaz, a los cuales les colocaron sellos de suspensión de actividades por incurrir en diversas faltas administrativas.

Activos en Face

En Facebook Miguel Ángel Pérez Ramírez, El Mickey, menciona haber estudiado en el Colegio de Ciencias y Humanidades plantel sur (CCH Sur), ser originario de Michoacán y vivir en Uruapan. Dice trabajar como “Leader en empresario joven”. Presume su asistencia a bailes gruperos, su gusto por los automóviles, las motocicletas, los caballos y los tatuajes, los cuales muestra en algunas fotografías.

Su última publicación visible la realizó el 27 de abril a las 18:26 horas, 20 días antes de ser capturado en Guerrero.

Hizo de las iniciales MK su distintivo, gorras y playeras lo demuestran e incluso en una de sus fotografías tomadas a bordo de una camioneta sobre Periférico, presume un reloj de la marca Michael Kors, con un valor en el mercado de 329 euros y que en su carátula tiene inscrito MK, iniciales de la firma estadunidense.

Entre sus contactos están varios jóvenes que se presume forman parte de su banda Los Mikis y quienes le llaman patrón. Se exhiben con armas de grueso calibre e incluso portan uniformes militares y equipos de radiocomunicación.

Es el caso de Eduardo Olivas, El Bellaco, quien en una de sus fotografías posa con un chaleco con logotipo de la Policía Federal.

Jonhy Bak está retratado junto con dos amigos al lado de un hombre armado con uniforme militar; en otra gráfica se muestra a la entrada de la Hacienda Nápoles del extinto líder del Cártel de Medellín, Pablo Escobar, y en otra más se ve cómo empuña una pistola con la que realiza tiros al aire durante una fiesta.

Jesús Uriel Infante de la Rosa agradece el día que su compa, El Mickey, lo subió al escenario a tocar con Adán Romero, cantante sinaloense de música de banda y autor de narcocorridos.

Sentencia pendiente

El Mickey, quien ingresó al Reclusorio Oriente el 25 de mayo, se encuentra en la zona conocida como Diamante, espacio destinado a los presos de alta peligrosidad.

Está vinculado a proceso por homicidio, pero hasta el momento no le ha sido dictada sentencia.

En libertad continúa su hermano Felipe Pérez Ramírez, acusado de asesinar, en 2016, a los hermanos Carlos y Juan Manuel Amador Carreto.

Compartir Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Quizás te pueda interesar